3 de febrero de 2011

MERCADO DE LA BOQUERIA

Estos días estoy de viaje de trabajo en Barcelona, ciudad fetiche para cualquier apasionado de la gastronomía. Sin despreciar la oferta cultural, para aquellos a los que nos vuelve loco la cocina, esto es un refugio donde no da uno abasto. Restaurantes, tiendas, cursos... en fin, ayer estuve visitando el famoso Mercado de la Boqueria, en el centro de la ciudad, qué de cosas, qué variedad, qué de colores, jo, para volverse loco de bonito.

Se que solo los cocinillas me entenderéis cuando alucinas viendo ingredientes nuevos o que no puedes encontrar en tu ciudad y te paras en las tiendas, a preguntar, y a maquinar, hummm, ¿que podría hacer yo con esto? El problemas es que ya traje sobrepeso en el vuelo de ida así que no puedo volverme loca comprando cositas de comer, aunque de buena gana lo haría.

Como de pescado estoy harta ya ya fotos de carne como que ... bueno, pues estas son algunas cositas que vi.

Boletus, muy normalitos en el norte, pero por Cádiz ciudad y por el sur en general no asoman el morrito más que congelados ¡una lastima! Todavía recuerdo la primera vez que los probé en el monte, asados recién cogidos, y pensé que como podía existir un sabor tan exquisito ¡por favor!


Okra, me comentó el tendero que tienen una textura muy tierna como cremosa en el interior y se que cocinan como verduras de guarnición. Invito a quien quiera que a que me mande una receta tradicional que realmente salga buena, y la pongo a prueba por aquí. http://es.wikipedia.org/wiki/Abelmoschus_esculentus



Malanga o ñame, tubérculo de mucho uso en África y América latina, que tanto busqué sin éxito cuando me regalaron el libro de Sergi Arola, ea! Pues ahí está, y ahora ¿qué? ¿me envío un paquete a mi misma por correo? O me matan los de Ryanair...


Calçots, denominación usada casi en exclusiva en Cataluña. Estas cebollas blancas, tienen la particularidad de que se cultivan cubriéndose de tierra por lo que dan un bulbo alargado blanco que se cocinan en las brasas para que queden tiernos por dentro. Son de temporada, ahora para estas fechas justamente se celebran las calçotadas, la más celebre la Calçotada de Valls. Si tengo oportunidad este fin de semana de probarlos, lo cuento.


 De las trufas sí me llevé una bolsita al hotel, de grosellas, chocolate blanco, licor, toffee ¡que ya han caído por supuesto!




4 comentarios:

Eleonora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eleonora dijo...

Las okras me recuerdan un poco las flores de calabaza (que en realidad son de calabacin) que, por lo menos en Italia, se suelen comer fritas, rellenas de queso o sencillas.

Por cierto, hace tiempo que no te veo en clase!

PD: he borrado el comentario anterior porque estaba lleno de errores ortográficos!

BeB sweet dijo...

He estados dos semanas en Barcelona haciendo un curso. Y cuentame ¿en tu familia se suele cocinar estas flores tambien?

Eleonora dijo...

Bueno, hace muchos años que no las como... no es muy fácil encontrarlas y hay que freírlas, que no es la técnica de cocción que prefiero

Publicar un comentario

 
Copyright © BeB sweet
Blogger Theme by BloggerThemes | Theme designed by Jakothan Sponsored by Internet Entrepreneur